Fertilizar

LÍNEA AGRO

in  

NUQUIFOL

 

 

 

 

 

 

LÍNEA HOGAR

 

 

 

 

NUQUIFOL FLORACION

 
Es un fertilizante foliar complejo de potente formulación: NPK grado 9-4,5-7 con un alto contenido de microelementos en forma de quelatos que le aportan un color verde esmeralda característico. El contenido de microelementos es de aproximadamente 60 gramos por litro, suficientes para nutrir adecuadamente a los cultivos tratados. Es especialmente recomendado para cultivos intensivos.Para cultivos extensivos su uso resulta altamente redituable y de aplicación económica, pues puede efectuarse la aplicación con otros tratamientos a los cuales en ocasiones potencia. En el caso de fungicidas, aplicados conjuntamente con NUQUIFOL éste último acentúa la eficacia del primero y mejora la sanidad de los cultivos.Esta última cualidad lo convierte en indispensables para cultivos en siembra directa y especialmente en las nuevas variedades de trigo.Se presenta en envases pequeños (línea hogar) desde 250 cc hasta 2 litros y para la línea agrícola en bidones de 5, 10, 20 y 60 litros.Para cultivos especiales: Ej. Maiz, se puede elaborar a pedido potenciado con algún microelemento (ej. Cinc).


Presentación: Bidón x 20 lts.(cant. por pack 1) / Bidón x 10 lts.(cant. por pack 1) / Bidón x 5 lts.(cant. por pack 4) / Bidón x 2 lts.(cant. por pack 4) / Frasco x 250 cc.(cant. por pack 20)
NUQUIFOL
 
Agrgar A mi pedido
 
     

N Nitrógeno total expresado en N 8,5 %
P Fósforo asimilable expresado en P 4,5 %
K Potasio soluble expresado en K 7,0 %

Grado: 8,5 - 4,5 - 7

Grado equivalente: 8,5 - 10,5 - 8,5

Integran la formulación los siguientes microelementos: Manganeso, Magnesio, Azufre, Hierro ,Cinc, Cobalto, Cobre y Boro, en forma de quelatos lo que permite su total disolución y asimilación por el vegetal, en pequeñas cantidades, pero lo suficientemente significativas como para corregir pequeñas deficiencias carenciales.

Presentación en envases de 2 , 5 y 10 litros. A pedido en envases de 20 litrosLínea hogar: frascos de 250 y 500 cm3.

Como regla general aconsejamos efectuar dos o tres aplicaciones de NUQUIFOL cuando los cultivos se encuentren en la primera etapa de su desarrollo y antes de la floración, que es cuando requieren un mayor aporte de nitrógeno y fósforo, esperando que tengan suficiente superficie foliar para su absorción. Otras tantas pulverizaciones se harán después de la floración y cuando comience la formación de los frutos, dejando transcurrir un intervalo mínimo de siete a diez días entre una y otra aspersión.

NUQUIFOL deberá aplicarse disuelto en agua limpia y blanda en concentraciones del 0,5 % al 1,5 % o sea de 1/2 litro a 1 1/2 litro disueltos en 100 litros de agua. Se utilizará una cantidad de solución suficiente para mojar en forma pareja ambas caras de las hojas, evitando el punto de chorreo. Generalmente para una superficie de 1 hectárea bastan de 100 a 150 litros, dependiendo la cantidad del tipo de cultivo, abundancia de follaje, etc. debiendo manejarse el productor según su experiencia o criterio de su asesor técnico. Se podrán emplear concentraciones desde 0,30 % hasta el 2 % y aumentar el caudal de agua.

1) Mezclar el fertilizante directamente con el agua requerida dentro del pulverizador. Se podrá emplear cualquier equipo pulverizador: automotriz, manual, a tracción, etc. aunque no posea agitadores dada la total disolubilidad de NUQUIFOL.
2) Pulverizar finamente con buena presión y turbulencia para lograr mojar ambas caras de las hojas, evitando el punto de chorreo.
3) Efectuar los tratamientos preferentemente en horas del atardecer o por la noche o en horas tempranas de la mañana, evitando siempre las horas de sol fuerte.
4) No fertilizar con pronósticos de lluvias dentro de las 24 o 48 horas.
5) Aconsejamos agregar a la solución un aditivo tensioactivo no iónicoPara aplicaciones aéreas con mínimo caudal de agua, deberá comprobarse siempre la presencia de rocío en los cultivos, y en caso de dudas no efectuar la aplicación.
NUQUIFOL es compatible con la mayoría de los insecticidas, fungicidas y otros productos que no lo contraindiquen, salvo los que resulten fuertemente alcalinos. No deberá emplearse nunca con caldo bordolés.Numerosos ensayos han demostrado que su uso combinado con fungicidas potenciona el efecto de estos productos, como así también que el cultivar se repone más rápidamente al aplicarNUQUIFOL conjuntamente con el insecticida específico.En caso de dudas efectuar un ensayo previo en pequeña escala o consultar a nuestro Servicio Técnico.

ATENCION: LAS DOSIS QUE SE INDICAN SON SIEMPRE MAXIMAS Y PODRÁN SER DISMINUIDAS (NO AUMENTARLAS) HASTA UN MINIMO DE 0,2 % , O SEA 0,2 LITROS (200 CC.) EN 100 LITROS DE AGUA, DOSIS A PARTIR DE LA CUAL EL PRODUCTO COMIENZA A DEMOSTRAR EFICACIA.

 NUQUIFOL deberá aplicarse disuelto en agua limpia y blanda en concentraciones del 0,5 % al 3 % o sea de 1/2 litro a 3 litro disueltos en 100 litros de agua. Se utilizará una cantidad de solución suficiente para mojar en forma pareja ambas caras de las hojas, evitando el punto de chorreo. Generalmente para una superficie de 1 hectárea bastan de 100 a 150 litros, dependiendo la cantidad del tipo de cultivo, abundancia de follaje, etc. debiendo manejarse el productor según su experiencia o criterio de su asesor técnico. Se podrán emplear concentraciones desde 0,30 % hasta el 3 % y aumentar el caudal de agua.

 

 

Cítricos: Disolver 1/2 litro en 100 litros de agua efectuando la primera aplicación de diez a quince días antes de la floración, la segunda después del cuaje de los frutos y una tercera 30 días después, pudiendo seguir hasta la cosecha con intervalos de l5 a 20 días.

Frutales de carozo: disolver 1/2 litro en cien de agua y efectuar tres aplicaciones con intervalos de 20 días después del cuaje de los frutos, realizando una última aplicación después de la cosecha.

Hortalizas de hoja: Disolver 1 litro en cien de agua efectuando aplicaciones periódicas cuando las hojas tengan superficie suficiente.

Tomate, pimiento, berenjena y ají: de 1/2 litro a 1 en cien de agua (200 cm3 en cada mochila de 20 litros como promedio) diez días después del transplante o cuando estén bien repuestas. Se pueden efectuar tantas aplicaciones como se considere necesario, dejando como mínimo intervalos de siete días entre una y otra. En estos cultivos se podrá observar una notable respuesta en proporción a la cantidad de aplicaciones.

Papa: Disolver 1 1/2 litro en cien de agua y efectuar la primera aplicación cuando la planta alcance los 20 cm de altura, repitiendo al formarse los tubérculos y 20 días después suspendiendo luego el tratamiento.

Almácigos y transplantes: 0,5 litros en cien de agua ( 100 cm3 por mochila) realizando 1 o 2 aplicaciones hasta antes del transplante. Al transplantar, bañar las raíces en la misma solución durante media hora.

Soja - Poroto: de 1 lt a 1,5 litros en cien de agua. Efectuar 1 o 2 aplicaciones desde que las plantas alcancen los 25 cm de alto hasta 10 días antes de la floración mayor, repitiendo cuando las vainas alcancen la mitad del tamaño. Esta última aplicación favorece el llenado de las mismas.

Frutillas: 0,5 a 1 litro en cien de agua, aplicando periódicamente con cada floración.

Estas indicaciones son sugeridas y el productor podrá en cada caso variarlas según su criterio respetando las dosis máximas.
ATENCION: LAS DOSIS INDICADAS SON MAXIMAS Y PODRAN SER DISMINUIDAS (NO AUMENTARLAS) HASTA UN 0,2 % , O SEA 0,2 LITRO (200 CC) EN 100 LITROS DE AGUA , DOSIS A PARTIR DE LA CUAL EL PRODUCTO COMIENZA A DEMOSTRAR EFICACIA.

 

FLORES Y PLANTAS ORNAMENTALES
 

Aplicaciones periódicas de NUQUIFOL se tornan indispensables en el cultivo de plantas ornamentales dado que estos vegetales cuando se los cultiva en macetas cerradas, absorben rápidamente la limitada disponibilidad de nutrientes disponibles llegando en corto tiempo a su agotamiento lo que ocasiona graves enfermedades carenciales y una demora o detención del crecimiento de la planta . Si no se realizan continuas labores culturales y no se recambia con frecuencia la tierra, en corto tiempo se hacen visibles estas carencias.
NUQUIFOL por su particular elaboración es para su aplicación en forma por vía foliar, dada la gran pureza y calidad de sus componentes, pero en este tipo de cultivos donde lo esperado no es el resultado económico sino la perfección estética, resulta conveniente su aplicación al suelo.
Aconsejamos realizar primero un riego moderado y luego completar el mismo con el riego tónico, respetando las proporciones indicadas en los envases (1,5 % al 2 % de fertilizante disuelto en agua, o sea 1,5 litro a 2 litros disueltos en 100 de agua, ) aproximadamente 15 cc por litro.
En el uso hogareño, a los pocos días es posible observar la notable diferencia en el crecimiento de las plantas tratadas con NUQUIFOL, el fuerte color verde de su follaje, así como su brillo yel aumento del número de flores, su tamaño y colorido.

 

CÉSPED Y CAMPOS DE DEPORTE
 

En parques y jardines , así como en campos de deportes, donde sea necesario recuperar rápidamente el césped resulta muy ventajoso hacer aplicaciones foliares periódicas con NUQUIFOL, con intervalos de 10 días y tratándose de pequeñas extensiones o áreas localizadas de mayor tránsito y desgaste se puede aplicar también al suelo en las proporciones indicadas y luego de realizado el riego, con cualquier equipo disponible o en forma manual con una regadera.
En los campos deportivos (golf, rugby, football, polo, etc.) se torna indispensable luego de terminado el encuentro, realizar una aplicación de NUQUIFOL a fin de que el césped se recupere rápidamente de los daños traumáticos producidos. Con el tratamiento se logrará una inmediata recuperación de la superficie foliar, rizomas, guías, etc. y un mejoramiento del color verde por aumento de la clorofila.

 

OBSERVACIÓN
 

Las indicaciones que anteceden son de carácter general y podrán ser variadas según el consejo técnico. Deberá tenerse en cuenta que la fertilización foliar con NUQUIFOL es un agregado elemental y refuerza y potencia en forma satisfactoria las fertilizaciones comunes de suelo, no debiendo olvidarse que para el perfecto desarrollo , el vegetal depende que desde su nacimiento tenga a su disposición en el suelo nutrientes en cantidad y calidad suficientes.
Con posterioridad al nacimiento , enfermedades carenciales por deficiencias cualicuantitativas de nutrientes, pueden ser corregidas por aspersiones periódicas de NUQUIFOL.
El caudal de agua a emplear dependerá de cada cultivo (ver tablas) tratando de mojar siempre la mayor cantidad posible de follaje, evitando el punto de chorreo.

 

VENTAJAS DEL BUEN EMPLEO DE NUQUIFOL
 

Aplicado en la oportunidad y forma indicadas en este informe se obtendrán las siguientes ventajas:
1) Acción inmediata en todos los aspectos en que se beneficia el cultivo, desarrollada totalmente en el término de 15 a 20 días.
2) Aumento de la concentración de clorofila, apreciable a simple vista por acentuación del tono verde, con el consecuente aumento de la función de fotosíntesis y del crecimiento del vegetal y sus reservas.
3) Aumento de la longitud del sistema radicular y de la capacidad de absorción de nutrientes existentes en el suelo.
4) Aumento del rendimiento en la fecundación de las flores (cuaje) y por consiguiente en la cantidad de frutos y semillas.
5) Aumento de los caracteres sexuales secundarios: mejor color y tono de las flores, mayor tamaño y mejor color de los fruto.
6) Aumento de la capacidad germinativa de las semillas cosechadas, mayor tamaño de las mismas y más homogeneidad.
7) En todos los casos , un mejor aprovechamiento de los nutrientes existentes o incorporados al suelo.

ATENCION:LAS DOSIS INDICADAS SON MAXIMAS Y PODRAN SER DISMINUIDAS, (NO AUMENTADAS) SEGUN CRITERIO DEL PRODUCTOR (VER PAGINAS ANTERIORES).

 

CULTIVOS EXTENSIVOS
 

Trigo y soja: La aplicación foliar de NUQUIFOL en cultivos de trigo y soja en forma correcta y si se realizan las labores culturales necesarias ( densidad de siembra, elección de semilla, abonaduras previas, inoculación, control de malezas, plagas, etc. ) produce resultados económicos a la cosecha que justifican con creces la pequeña inversión requerida para su aplicación.

Soja: Se aconseja realizar tres aplicaciones. La primera cuando las plantas alcancen una altura de 25 a 30 cm. de altura. La segunda, se hará antes o cuando comience la floración y la tercera cuando las vainas tengan la mitad de su tamaño, tratando de pulverizar finamente, con buena presión. Se pueden hacer las aplicaciones combinadas con otros productos fitosanitarios y más aun es recomendable aprovechar estas aplicaciones , lográndose de esta forma mejores resultados.
Se utilizará un caldo disolviendo 1 litro de NUQUIFOL en 100 litros de agua, empleando por ha. de 120 a 200 litros de caldo, mojando bien el follaje.
NUQUIFOL, en cuya formulación hay aproximadamente 40 grs. por litro de microelementos en la mejor forma de quelatos ( los que se logran con el acido etilendiamino tetraacetato tretasódico dihidrato), permite corregir serias deficiencias de tales nutrientes, evidentes u ocultas, las que se traducen en el resultado a la cosecha. Las recomendaciones que se dan son siempre generales y podrán variarse según el consejo técnico, dada la enorme variación de condiciones de suelos, clima, precipitaciones, etc. que hacen imposible impartir instrucciones fijas.

Trigo: En trigo se recomienda hacer una aplicación cuando el cultivo está en pasto, tratando de mojar abundantemente el follaje y otra aplicación de ser posible para cuando la planta desarrolló la hoja bandera.
En todo tratamiento sanitario y en especial con fungicidas, aprovechando la aspersión, agregar NUQUIFOL al caldo, empleando siempre concentraciones no mayores al 1 %. En este último caso se ha comprobado que aumenta el efecto , a la vez que estimula notablemente el crecimiento de la planta.
Por último FERTILIZAR pone a disposición de los Sres. Ing. Ag. y asesores Técnicos, todos los microelementos quelados puros en estado de máxima concentración en caso de que haya que corregir deficiencias serias. En tal caso consultar telefónicamente sin ninguna reserva.